¿Qué es?

En el Instituto Valenciano del Pie disponemos de sillones equipados con el último instrumental y material para ofrecerle el tratamiento adecuado. Callosidades, durezas, uñas incarnadas, hongos, hongos en las uñas… son algunas de las patologías más frecuentes. También tenemos una amplia experiencia en la curación de heridas y el pie diabético así como servicio de cirugía del pie para la solución definitiva a alguna de las deformidades que no se pueden solucionar con otros métodos.

sillones-equipados-podologia

TRATAMIENTOS DE PODOLOGÍA

QUIROPODIA

La quiropodia es un tratamiento podológico que consiste principalmente en la eliminación de callosidades y alteraciones en las uñas, además de dar el tratamiento adecuado en lesiones de la piel.

La Unidad del Cuidado del Pie tiene como objetivo prevenir, diagnosticar y tratar cualquier problema relacionado con alteraciones en las uñas o problemas en los pies.

Para realizar determinados diagnósticos y análisis eficaces, el Instituto Valenciano del Pie cuenta con la última tecnología.

Algunos ejemplos de patologías que tratamos son: hiperqueratosis (callosidades y durezas), papilomas (verrugas), problemas dermatológicos del pie, uñas incarnadas y prevención del pie diabético.

CIRUGÍAS

Existen algunos problemas de los pies que se pueden resolver de manera definitiva mediante cirugía. En el Instituto Valenciano del Pie aplicamos las técnicas más vanguardistas y contrastadas para las cirugías de los pies.

CURACIÓN DE HERIDAS Y LESIONES EN LA PIEL

En la unidad de Curación de Heridas se aplican los protocolos de tratamiento con los que se logran reducir el porcentaje de aparición de complicaciones en los pies y piernas. La mala circulación venosa en las piernas es, a menudo, la causa de distintos problemas en los miembros inferiores tales como piernas hinchadas o doloridas, varices e incluso úlceras. En el Biopod se estudia cada caso y se ofrece los tratamientos más avanzados para potenciar los mecanismos fisiológicos de cicatrización de patologías tales como úlceras diabéticas, úlceras venosas, úlceras neuropáticas, osteomielitis, quemaduras, fascitis o gangrenas.

Para realizar estas curas utilizan diferentes tecnologías: la Cámara Hiperbárica, que consiste en una cámara donde se introduce el miembro afectado y con la aplicación de oxígeno puro, acelera el proceso de cicatrización, sin contraindicaciones ni dolor; la Ozonoterapia, con la que se inyecta gas ozono en una bolsa que envuelve el pie, utilizando los beneficios de este gas para tratar la herida infectada y mejorar la cicatrización; y la Presoterapia, una técnica de compresión intermitente mediante unas botas que efectúan un masaje progresivo desde los extremos de las piernas hasta la parte superior de las mismas, estimulando la circulación venosa y la eliminación de líquidos.

PODOLOGÍA PARA PERSONAS MAYORES

A lo largo de nuestras vidas, nuestros pies son los encargados de transportarnos. Los pies han soportado muchos pasos y el peso del cuerdo. Es por ello que la edad produce una serie de cambios en la piel y en las uñas que se tiene que cuidar.

La grasa de la planta del pie puede modificar su propiedad de amortiguación y a su vez tener también deshidratación lo que provoca que se produzcan más lesiones. Las uñas también sufren cambios en su estructura y en su grosor.

El cuidados de los pies de las personas de edad avanzada adecuado así como ayudas como calzado o plantillas pueden ayudar al bienestar del paciente y a su autonomía.