Podología Geriátrica

A lo largo de nuestras vidas, nuestros pies son los encargados de transportarnos. Los pies han soportado muchos pasos y el peso del cuerpo. Es por ello que la edad produce una serie de cambios en la piel y en las uñas que se tiene que cuidar.

La grasa de la planta del pie puede modificar su propiedad de amortiguación y a su vez tener también deshidratación lo que provoca que se produzcan más lesiones. Las uñas también sufren cambios en su estructura y en su grosor.

El cuidados de los pies de las personas de edad avanzada adecuado así como ayudas como calzado o plantillas pueden ayudar al bienestar del paciente y a su autonomía.

SI ERES DIABÉTICO REVISAMOS
TUS PIES GRATIS